Unas noticias para correrse de gusto

No es que sean buenas noticias, sino que unos anónimos invitados se corren directamente en la cara de la presentadora del noticiero. Y ella, sin inmutarse, sigue contando lo más destacado de la crónica diaria.

Anuncios
 
 
relacionados