Un buen pajote en la ducha

Si te pones a pensar de cuantas pajas te has hecho en la ducha de casa... a ver… lo mismo ni te acuerdas o a lo mejor todavía no lo has probado ahí, ese pajillero disfruta, y bien, sobre todo después de soltar un gran chorro de corrida por el gemido q

Anuncios
 
 
relacionados