La morena quiere postre

Con la boca abierta, y su cara de zorra ansiosa, espera paciente la corrida de semen espeso y caliente, que el tío trata de sacar rápido, pajeándose con ganas. Cuando lo logra, la guarra traga hasta la última gota de leche.

Anuncios
 
 
relacionados