El placer es un tema espinoso

Llegar al placer a veces se convierte en un asunto espinoso y para algunos... incluso es cuestión de espinas Este adepto a la autosumisión hasta llega a correrse sintiendo sus punzadas en este cactus.

Anuncios
 
 
relacionados