Ejercitando las abdominales

Sobre un banco de abdominales, el tío se hace pasar por su entrenador personal, dándole un polvazo que la deja alucinada. La abre bien de piernas, y le clava la polla sin parar en su coñito rasurado, y la llena toda la cara de su corrida de semen espes

Anuncios
 
 
relacionados