Abro la puerta y ahí está mi cuñada

No podré olvidar este día en años, en todo mi vida me atrevería a decir, eso de llegar a casa, abrir la puerta de mi habitación y ver como mi cuñada estaba en mi cama abierta de piernas, con un modelo de lencería de lo mas sexy y tocándose el coñ

Anuncios
 
 
relacionados